febrero 23

Por Zona Franca Bogota

febrero 23, 2021


Por Juan Pablo Rivera – Presidente Grupo ZFB

Mucho se ha hablado sobre la vacunación en Colombia con diferentes propósitos, unos para hacer campaña política, otros para azuzar el populismo y otros con la intención de encontrar una luz al final del túnel.

Igualmente, son muchas las preocupaciones sobre la vacuna y los mitos que se han generado en torno a la misma: efectos secundarios, duración de la inmunidad, cual es más efectiva, entre otros. Lo que se puede afirmar es que hasta el momento los efectos secundarios conocidos a la fecha no son letales en ninguna de las personas vacunadas y que definitivamente tener la vacuna, sin importar cual sea su fabricante, es muchísimo mejor que continuar en esta incertidumbre y zozobra que nos ha tenido confinados  cerca de un año, con los daños colaterales ya conocidos en el empleo, la economía y la salud mental de los colombianos.

Es una realidad que este es el mayor reto logístico que ha tenido no solo Colombia, sino el mundo entero. Según expertos, para poder lograr la anhelada inmunidad de rebaño se requiere tener vacunado entre el 70 y el 80 % de la población, en un lapso no mayor a un año. Esto significa que para obtener dicha inmunidad se requiere vacunar en el país mínimo 110.000 persona al día, durante 365 días seguidos. Lograr esta meta es fundamental para inmunizar a toda la población antes de que se termine el efecto en los primeros vacunados y regresemos a una ola de infectados, que nos lleve a nuevos contagios, con mutaciones más peligrosas e infecciosas que la actual, como las que se están viendo que han surgido en Inglaterra, Brasil y Sudáfrica. Es importante resaltar cómo en países como Israel, donde se ha logrado completar en tiempo récord la vacunación de más del 50% de la población, los contagios se han reducido dramáticamente, casi a cero.

Es por todo lo anterior que, para lograr este gran reto en Colombia, la logística que se vaya a desarrollar es muy importante para lograr las vacunación de la población en forma confiable y oportuna, y es allí donde las Zonas Francas tenemos un papel importante que jugar para contribuir con su infraestructura y procedimientos aduaneros, en la sincronización de la filigrana logística que exigen las vacunas con respecto a la infraestructura de cadena de frío, confiabilidad eléctrica, seguridad física, entre otros. Es por esto que, con procedimientos concertados con las autoridades sanitarias y aduaneras se podrá hacer el recibo, manipulación y distribución a los lugares de aplicación dentro de la cadena de suministro recomendada por las farmacéuticas fabricantes de estas vacunas. 

Debemos confiar y apoyar el trabajo que ha desarrollado el país a través del Ministerio de Salud para llevar a cabo este importante procedimiento, confiando en el cumplimiento en las fechas de entrega ofrecidas por las farmacéuticas.  Es momento de estar unidos en torno a esta gran jornada, rodear el gobierno y en lo que esté a nuestro alcance contribuir en el cumplimiento de esta meta planteada de tener al menos el 75% de la población vacunada a final del 2021. En mi humilde opinión es la única forma en que logramos retomar la senda del crecimiento del país en forma acelerada para la sostenibilidad de las empresas, de las personas y de las finanzas públicas del país en el corto y mediano plazo.

Abrir chat