mayo 28

Por Zona Franca Bogota

mayo 28, 2021


Por: Juan David Barbosa Mariño – Socio – Posse Herrera Ruíz

Con el recientemente expedido Decreto 278, las zonas francas se consolidan como la plataforma ideal para aprovechar los acuerdos comerciales. Con este nuevo Decreto, Colombia se pone a tono con países como Uruguay permitiendo a las actividades de investigación y desarrollo que sean realizadas dentro de las zonas francas teniendo acceso a la tarifa preferencial de renta, no pagar arancel ni IVA en todos los equipos requeridos para el desarrollo del intangible, y que a su vez, la formación del mismo pueda servir para acreditar los compromisos de inversión para calificarse (países como México restringe actividades de suministro de contenidos digitales en su equivalente de zonas francas). Adicionalmente, la inmensa ventaja a diferencia de otros países es que no se exige que un porcentaje de empleados que participan en la actividad creativa sean de nacionalidad colombiana. Es importante señalar que este modelo es totalmente compatible con la red de Convenios de Doble Imposición que tiene Colombia, y su red de tratados de libre comercio.

Adicionalmente, el hecho de que una vez se retorne a la normalidad, con este Decreto Colombia frente a países de Asia, como Filipinas, se ponga al nivel de reconocer la importancia de la flexibilidad para la industria de servicios de que sus empleados puedan desarrollar sus actividades en lugares diferentes al sitio de trabajo, genera un inmenso atractivo. De forma innovadora el porcentaje de 50% de empleados permitidos por fuera de zona franca, es de los más competitivos a nivel global.

Así mismo, al permitir la venta al detal a través de comercio electrónico, las MIPYMES encuentran en las zonas francas en Colombia y frente a competidores en los países de la Alianza Pacifico, un ecosistema ideal para incorporarse a la economía digital con ventas desde su página web tanto al exterior como a Colombia. Este beneficio coexiste con el acceso en todos los Tratados de Libre Comercio que Colombia ha logrado a sus zonas francas y que permite que se les reconozca origen además de que en muchos casos inclusos estén exentas de la obligación de presentar certificado de origen por debajo de ciertos montos al momento de ingresar a países con los que se tienen tratado.

Todo esto además con un componente esencial en los próximos años del comercio internacional, y que ya se ha empezado a ver reflejado en los nuevos Acuerdos Comerciales, incluyendo el T-MEC, y es que las zonas francas colombianas están destinadas a consolidarse en un referente de política pública en materia de desarrollo sostenible y conducta empresarial responsable. Por primera vez en la región (y probablemente en el mundo), un gobierno se compromete a que los usuarios operadores de zona franca deban publicar su política de sostenibilidad empresarial con sus respectivos avances, contribuyendo a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y visibilizando los impactos ambientales, sociales y económicos que genera el modelo. Solicitar la publicación de dicha política denota un compromiso con la transparencia y la rendición de cuentas, que busca además fomentar la confianza entre los distintos actores y el desarrollo de un comercio internacional sostenible. De esta forma, Colombia se pone a tono a lo que en la Unión Europea se viene discutiendo.

Finalmente, esta modificación entra a complementar la posibilidad de Parques Tecnológicos en Zonas Francas, con la posibilidad que Zonas Francas Uniempresariales de Servicios migren a clusters de servicios, por ejemplo, un gran centro de impresión 3d, y que, además, si se trata de una zona franca permanente especial de servicios, la exportación de servicios relacionados con estos intangibles le permita reducir sus compromisos de inversión y empleo a USD2,5 millones y 50 empleos. Todo esto además de la posibilidad que los procesos industriales de servicios tengan acceso a procesos parciales fuera de la zona franca en el resto del territorio colombiano, convierte a las Zonas Francas Colombianos en la principal herramienta para aprovechar los Acuerdos Comerciales.

Abrir chat