Zonas Francas dinamizan la exploración de hidrocarburos offshore

Hace 48 años el país abrió sus puertas a la exploración mar adentro de petróleo y gas, desde entonces se han perforado 66 pozos. En la actualidad, multinacionales como Chevron, Repsol, Shell, Ecopetrol, Anadarko, Statio, Equion y Petrobras, adelantan actividades offshore (costa afuera) en 24 pozos, de los cuales 14 están en la etapa de exploración y explotación y 10 pasan por el proceso de evaluación técnica.

Este año, el Gobierno estipuló en la última Reforma Tributaria que la exploración de hidrocarburos offshore podría operar con los beneficios tributaros de las zonas francas especiales lo cual motivó automáticamente a la industria para la perforación de más pozos.

Según el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, “Las zonas francas son motores del desarrollo regional, importantes generadoras de empleo, claves para el encadenamiento productivo en la exploración costa afuera”.

Así mismo, el presidente de la Cámara Colombiana de Bienes y Servicios Petroleros (Campetrol),  Germán Espinosa, explicó que “la Reforma Tributaria ayudará a que se dinamicen las inversiones porque son elevadas: en un pozo offshore se pueden destinar US$100 millones día, mientras que en uno onshore, de 10 a 20 días, se invierten entre US$ 2 y 5 millones”.

Los hallazgos de hidrocarburos  amplían la inversión extranjera, la demanda de bienes y servicios, además impulsan el empleo y el mercado colombiano del gas natural. En promedio, los países descubridores tardan entre 7 y 10 años para el desarrollo total de este tipo de hallazgos.

Durante Expo Oil & Gas 2017, evento especializado del sector de hidrocarburos, expertos conferencistas hablaron sobre el offshore, sus retos, beneficios y compromisos.

“Los proyectos en aguas profundas requieren además de un alto costo, unas herramientas tecnológicas enormes debido a la presión marina, temperatura por debajo de 0° centígrados, corrientes oceánicas con fuertes vientos de 30 a 40 nudos y olas sostenidas de más de 7 metros. Es por eso, que la perforación de pozos puede costar entre 1,2 a 1,5 millones de dólares diarios y una campaña de perforación en el mejor de los casos puede durar de uno a tres meses, en total para hallar petróleo o gas en Colombia, cuesta alrededor de 100 millones de dólares”, explicó Alberto Gamboa, presidente de Anadarko Colombia.

Por su parte, los proyectos que se desarrollan en el suroccidente colombiano entrarían en etapa de producción hasta mediados de la próxima década. Según Julio Albán, gerente regional offshore en el Grupo Coremar , “ las ciudades que son candidatas por naturaleza para soportar las operaciones Costa Afuera en Colombia son: Riohacha, Cartagena, Santa Marta y Barranquilla, siendo esta última la de mayor potencial, demostrado por su industrialización y gran crecimiento en los últimos años. Además, debe ser una responsabilidad de todos los actores: industria, academia, gremio y territorio, el entender las necesidades de la comunidad y segmentarla en núcleos más pequeños, como por ejemplo a través de un censo, para generar programas de responsabilidad que generen el mayor impacto social, pero siempre con el firme propósito que sus acciones no podrán nunca reemplazar la responsabilidad del estado”.

La exploración offshore opera como zona franca desde 2017, lo que le otorga a estas plataformas incentivos tributarios. Actualmente de acuerdo con la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), en Colombia existen alrededor de 70 zonas francas permanentes especiales pertenecientes a este sector de la industria. De esas zonas francas, 30 son operadas por el Grupo ZFB y están ubicadas en sectores como Valle del Cauca, Magdalena, Cundinamarca, Cauca, Bolívar, Atlántico, entre otros.

Vea también: Cartagena, destino clave para la inversión industrial

Leave a Comment: