Zona Franca de Bogotá y su aporte al sector aeronáutico

Los incentivos de orden tributario como la tarifa reducida para el impuesto de renta a la que tienen derecho los usuarios industriales de las zonas francas en un 20%, la exoneración del impuesto de IVA por las ventas que se hagan desde el territorio aduanero nacional de materias primas, partes, insumos y elementos semiprocesados necesarios para el desarrollo del proceso industrial y la suspensión de los tributos aduaneros (IVA y Arancel) de los bienes provenientes del exterior que sean introducidos a la zona franca, algunos de los aportes que la Zona Franca de Bogotá le aporta al sector aeronáutico.

La ley 1004 de 2005 define las Zonas Francas como “el área geográfica delimitada dentro del territorio nacional, en donde se desarrollan actividades industriales de bienes y de servicios, o actividades comerciales, bajo una normatividad especial en materia tributaria, aduanera y de comercio exterior”, son, en realidad, plataformas de competitividad para diversos sectores económicos.

Al respecto, el Gerente General de la Zona Franca de Bogotá, Diego Vargas, manifiesta que para el sector aeronáutico son varias las ventajas competitivas que ofrecen las zonas francas, tendientes a disminuir los costos y aumentar los márgenes de rentabilidad de dicho sector. En primer lugar, relaciona los incentivos de orden tributario como son la tarifa reducida para el impuesto de renta a la que tienen derecho los usuarios industriales de las zonas francas que es del 20%; la exoneración del impuesto de IVA por las ventas que se hagan desde el territorio aduanero nacional de materias primas, partes, insumos y elementos semiprocesados necesarios para el desarrollo del proceso industrial y la suspensión de los tributos aduaneros (IVA y Arancel) de los bienes provenientes del exterior que sean introducidos a la zona franca.

Otro aspecto que influye positivamente en la competitividad de las zonas francas, tiene que ver con la normatividad especial en materia aduanera que las regula a este tipo de entidades, donde por principio se debe facilitar y simplificar el comercio exterior de sus usuarios. Dentro de este atributo, Vargas destaca que la agilidad de las transacciones dentro de las zonas francas se debe fundamentalmente a que en ellas existe un Usuario Operador encargado de la administración quien legalmente se encuentra facultado para autorizar el ingreso y salida de bienes y mercancías bajo control aduanero, mediante procesos y documentos aduaneros simplificados y sistematizados. Adicionalmente, es importante destacar que en la zona franca de Bogotá, la formalización de una operación de comercio exterior toma en promedio 40 minutos, lo cual es muy eficiente si se compara con el promedio del resto del país.

Dentro de los aspectos aduaneros necesarios para el sector aeronáutico, se destaca que los usuarios pueden hacer parte de su proceso productivos por fuera de la respectiva zona franca, a través de lo que se conoce en la legislación como “procesamientos parciales, la posibilidad de realizar la reparación y el mantenimiento de los activos productivos, así como su calibración fuera en el territorio aduanero nacional y la posibilidad de terminar los régimen aduaneros suspensivos dentro de las respectiva zona franca, aspectos estos que sumados a los beneficios tributarios posibilitan a la empresa tener unos costos de producción más bajos que sus competidores fuera de las zonas francas, para poder ofrecer el precio más atractivos del mercado.

Este es el caso de la Corporación de la Industria Aeronáutica Colombiana S.A. (CIAC S.A.), empresa líder del sector que desde el año 2002, realiza sus procesos de fabricación, montaje, reparación y mantenimiento de aeronaves dentro de la Zona Franca de Bogotá, en su extensión del aeropuerto Eldorado. Esta empresa ha tenido unos resultados envidiables con una mejoría en la competitividad, así:

Gráfica Sector Aeronáutico

Vea también: Nacionalización en una Zona Franca para el sector aeronáutico

Leave a Comment: