Régimen franco hace más competitivas a las empresas del sector salud

La Zona Franca de Bogotá opera 8 de las 14 zonas francas especiales de salud en Colombia lo que corresponde al 57% del total de zonas francas especiales en este sector. Los beneficios tributarios, aduaneros y de comercio exterior, han facilitado que el sector salud forme parte del Régimen Franco.

Así lo señaló José Yuri Moreno Bernal, Secretario Técnico especializado en aspectos aduaneros y de comercio exterior de la Zona Franca de Bogotá, al explicar que desde 2007 se inició el trabajo de acercamiento con las zonas francas de salud en diferentes regionales del país para darles a conocer los incentivos que ofrece el régimen de zonas francas a partir de lo estipulado en la Ley 1004 de 2005 y que hoy va de la mano con el decreto 2147 del 23 de diciembre de 2016.

Por su parte, Diego Vargas Triana, Gerente General de Zona Franca de Bogotá, afirmó que Colombia se consolida como el primer país en América en el ofrecimiento de servicios de salud a través de zonas francas, dejando al país muy bien posicionado en cuanto al índice de desempeño global de sistemas de salud, donde recientemente se ocupó el puesto 22 entre 190 países encuestados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). “Por nuestra parte y como Usuario Operador, somos pioneros en el montaje del sector salud, aplicando el régimen franco para el desarrollo de la infraestructura requerida por las clínicas y los procesos aduaneros y de comercio exterior para la gestión de los servicios de salud y actividades complementarias”.

Las 8 zonas francas de salud que opera la Zona Franca de Bogotá Usuario Operador han invertido un total de USD$ 201.775.000 y han generado cerca de 5.119 empleos entre directos e indirectos a cierre del segundo trimestre de 2017; además, en 2016 se generaron 12.327 operaciones de comercio exterior por un valor FOB de USD$ 53.794.783.

Las 8 zonas francas del sector salud operadas por la Zona Franca de Bogotá Usuario Operador pertenecen a 5 departamentos: en Santander, Fundación Fosunab y Fundación Cardiovascular de Colombia; en Cundinamarca, Clínica Marly y Diacor Soacha Zona Franca; en Norte de Santander, Medical Duarte y Fresenius Medical Care; en Nariño, Clínica Hispanoamerica S.A.S; en Córdoba, Clínica Universitaria Medicina Integral.

El Gerente General de Zona Franca de Bogotá, señaló también que las zonas francas del sector salud han evolucionado considerablemente gracias a los beneficios otorgados por los incentivos aduaneros, tributarios y de comercio exterior, permitiéndoles invertir sus recursos en infraestructura inmobiliaria y adquisición de modernos equipos con el objetivo de ofrecer servicios de salud de alta calidad y gran competitividad a nivel internacional.

Beneficios para las zonas francas de salud:

  • Los prestadores de servicios de salud que operan desde las zonas francas son más competitivos desde el punto de vista fiscal, puesto que en la actualidad tienen un impuesto de renta que es inferior en un 50% respecto del que se aplica en el resto del territorio nacional. De igual manera, son exentas en IVA para la compra de materias primas, así como también en el diferimiento de los impuestos y derechos a las importaciones.
  • Los beneficios tributarios hacen que los costos de procedimientos especializados sean muchos más favorables y competitivos a nivel nacional e internacional.
  • Con la nueva regulación, las entidades de salud pueden realizar ventas al detal siempre y cuando pertenezcan a los servicios ofrecidos por ellas mismas.
  • Este instrumento, facilita las operaciones de comercio exterior para insumos, medicamentos y dispositivos médicos.

Compromisos adquiridos por las zonas francas del sector salud:

Por último, las Zonas Francas beneficiadas y las interesadas en hacer parte del régimen franco, también deben cumplir con una serie de compromisos estipulados dentro de la normatividad que van desde generar un número importante de empleos entre directos e indirectos, hasta realizar una inversión en un periodo de tres años que como mínimo deberá ascender a la suma de 10.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes (smlmv). De igual manera, estos servicios deberán acreditar los permisos y exigencias del Ministerio de Salud y Protección Social.

Otro aspecto a tener en cuenta es que el sector salud se ha convertido en un importante centro de inversión y el país en un eje para la atracción de lo que se conoce como el Turismo de Salud, que incluye especializaciones como la estética, la odontológica y los tratamientos de rehabilitación, entre otros, donde Colombia proporciona unas condiciones inmejorables gracias a su localización geográfica, su buena infraestructura hotelera y a un número significativo de profesionales de la salud altamente calificados.

Otros beneficios que otorga el régimen franco

 

Leave a Comment: